22 Abr

Tipos de luminosidad en Macro

Luz Frontal:
Provoca la ausencia de sombras en el motivo y que la composición aparezca plana, sin volumen.

El Contraluz:
A contraluz la saturación de los colores es mayor, así como su pureza. Además en numerosas ocasiones los colores que aparecen son muy distintos a los reflejados y la composición gana muchísimo con esta luz.
Es muy recomendable esta luz con las flores, especialmente las de colores claros, helechos, patas de anfibios…
Es recomendable que la fuente de luz no aparezca en el fotograma, pues sino saldrá una zona de velo bastante desagradable.


Luz Lateral:
Proviene de fuentes situadas cerca de los 45º respecto a la cámara. Produce resultados naturales y sombras en el lado opuesto que normalmente es necesario aclarar con un reflector o un segundo flash.

Luz Razante:
Situada a 75-90º del eje de la cámara y muy cerca del plano horizontal la luz acentúa las texturas del objeto que fotografiamos.
El inconveniente es que si la luz procede de un solo punto el contrario aparece muy oscuro o negro. Para evitar este problema se recurre a un segundo punto de luz o a un reflector.

Luz de Relleno:
Se llama así a la técnica de utilizar el flash para aclarar las sombras producidas por la luz natural.
Para ello debemos elegir el diafragma adecuado para conseguir la profundidad de campo que estimemos oportuna. A continuación seleccionaremos la velocidad de obturación adecuada para ese diafragma, pero vigilando que la velocidad de obturación esté por debajo de la de sincronización del flash (normalmente entre 1/60 –1/250). Sí no podemos seleccionar una velocidad inferior a la de sincronización deberemos seleccionar un diafragma más cerrado o recurrir a filtros de densidad neutra. Otra opción es recurrir a flashes y cámaras de última generación, capaces de sincronizar a cualquier velocidad.
El flash no debe aportar toda la luz a la escena, su misión es tan sólo la de aclarar las sombras. Por ello debemos subexponer su destello entre 1 y 2 EV y orientarlo de tal forma que incida precisamente sobre las sombras.
Cuando subexponemos la luz del flash en 2 puntos su destello apenas aporta nada a la luz natural, no precisándose pues ninguna corrección en la exposición.
Sin embargo cuando subexponemos el destello del flash en un punto éste aporta a la escena la mitad de la luz que necesita. Para evitar que el fotograma salga sobreexpuesto deberemos disminuir también la exposición de la luz natural en un punto.
De esta forma las luces recibirán la mitad de su exposición correcta de la luz natural y la otra mitad de la proveniente del flash. Las sombras recibirán tan sólo la iluminación del flash.
Si utilizamos el flash como luz principal podemos usar la luz natural de relleno. Para ello subexpondremos la luz natural entre 1 y 2 EV. Sí subexponemos la luz natural en 1EV deberemos subesponer la luz del flash en un punto para evitar sobreexponer el fotograma. Sí subexponemos la luz natural en 2 o más puntos su incidencia sobre las luces del fotograma es escasa y no necesitaremos compensar el destello del flash
El uso de flash de relleno es más sencillo en general utilizando la cámara en manual. En cámaras que tengan control de compensación independiente para el flash la cosa se simplifica todavía más, así como en los flahes que admitan este ajuste.
Sí queremos subexponer la luz de relleno en punto tan sólo deberemos situar el dial de copensación en -1, de esta forma tanto el flash como la iluminación natural aportarán la mitad de la luz necesaria para la correcta exposición.
En los casos en que el sujeto no tenga un color neutro deberemos compensar a mayores la exposición teniendo en cuenta su brillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.